Nostradamus Mr. Bin Laden A&D
========
Terror en USA
El Ataque a Manhattan
=======
"La ciudad de Dios será un gran trueno
dos hermanos rotos en dos grandes catástrofes.
Mientras la fortaleza aguanta, el gran líder sucumbirá.
La tercera grande guerra comenzará cuando
la gran ciudad se está quemando"
----
----

---


-----
"Llegará del cielo el ave de la destrucción,
caerán los dos tronos gemelos.
Arderá el fuego de la guerra con el fuego del caos.
Cuando los pájaros vuelvan a volar,
comenzará la gran guerra,
y se hará en nombre de Dios."
--
(¿Profecías de Michael Nostradamus- año 1554?)
------

----

-------

----

---
Conoce el auge y caída de los primeros y más antiguos imperios:
Mesopotamia y los primeros imperios
---
"Un dirigente babilonio, llamado Nabopolasar, "El hijo de nadie", que, desde hacía tiempo, se había convertido en una amenaza para Asiria, envió sus ejércitos babilonios, bajo el mando de Ciaxares, contra Nínive. Tomaron Asur y otras ciudades y en el año 612 a.C. Tras un largo asedio, arrasaron Nínive, destruyeron los templos y estatuas de los reyes asirios, así como muchos de los escritos que celosamente guardaba la biblioteca creada por Asurbanipal.

Nabopolasar escribió:

"Aniquilé la zona de Subartu (Asiria),
convertí las hostiles tierras en cascotes y ruinas.
Los asirios que, desde días lejanos, han gobernado
sobre todas las gentes con su pesado yugo,
han llevado el dolor a todos los pueblos de la tierra,
sus pies hice retroceder de Akkad, su yugo rechacé".

Los egipcios, antiguos aliados de los asirios, tras derrotar, en Megido, a Josah, rey de Judea, se establecieron en Carchemi. En el 605 ane., los babilonios les expulsaron y aniquilaron su ejército en la región de Hama durante una campaña dirigida por el hijo de Nabopolasar, Nabucodonosor."
--------
De lege naturae circa contractu
por Thomas Hobbes (1588-1679)
"De definitione legis Naturalis, non consentium authores, qui eâ voce frequentissimè tamen in scriptis suis vsi sunt..."
No están de acuerdo los autores en la definición de ley natural, a pesar de que utilizan este término con mucha frecuencia en sus escritos (y soflamas)...
Si alguien dice que se ha hecho algo contra la ley natural, uno probará que es así diciendo que se ha hecho contra el parecer de las naciones más sabias y eruditas, pero no dice quien ha de juzgar la sabiduría, la erudición y las costumbres de todas las naciones; otro lo probará diciendo que se ha actuado contra el consenso de todo el género humano; definición inadmisible, porque entonces nadie, excepto los niños y los locos, podría pecar contra la ley. Ya que bajo esa expresión: genero humano, incluye a todos los hombres que de hecho tienen uso de razón. Pero los niños, o no obran contra la razón o lo hacen sin consentir en ello; por lo cual deben ser excusados.
Naturae autem leges, ab eorum consensu recipere, qui eas violant saepiùs quàm obseruant,
sanè iniquum est...
Es bastante injusto extraer las leyes de la naturaleza del consenso de los que más frecuentemente las violan que las cumplen. Además, los hombres condenan en los demás las mismas cosas que en ellos excusan, y por otra parte alaban en público lo que en secreto desprecian, emiten su opinión más por rumores que por reflexión propia, y consienten más por odio, esperanza, amor o cualquier otra perturbación del ánimo, que por razón. Por eso no es raro que pueblos enteros, con toda unanimidad y empeño, hagan lo que aquellos escritores de buen grado confiesan ser contra la ley natural. Ahora bien, al conceder que se hace con derecho lo que no va contra la propia razón, debemos reconocer que lo que repugna a esa recta razón se hace contra derecho. Y lo que se ha hecho contra derecho, decimos que se ha hecho contra alguna ley. Pues es la ley una cierta recta razón que se llama, también, natural. Es pues la Ley Natural, por definirla ya, un dictamen de la recta razón acerca de lo que se ha de hacer u OMITIR para la
CONSERVACIÓN, A SER POSIBLE DURADERA, DE LA VIDA Y DE LOS MIEMBROS.
La primera y fundamental Ley de la Naturaleza es que hay que
BUSCAR LA PAZ DONDE PUEDA DARSE; Y DONDE NO, BUSCAR AYUDAS PARA LA GUERRA.
Prima autem & fundamentalis Lex Naturae est quaerendam esse pacem vbi haberi potest; vbi non potest, quaerenda esse belli auxilia.
...Y es la primera porque las demás se derivan de ella y preparan el camino para la paz o la defensa.
(Thomas Hobbes, El Ciudadano)
-----
Nota:En la actualidad los temores en el mundo musulmán son muchos. Los líderes de 56 países, que representan a 1200 millones de  musulmanes, acudieron a la Conferencia Islámica, celebrada en Qatar el 10.10.01, han rechazado que las represalias tomadas contra Afganistán se extiendan a otros países musulmanes. Alertan a Occidente sobre "las graves consecuencia que ello tendría". De esos 56 países, solo Irak, Siria e Irán han repudiado públicamente las acciones contra Afganistán, pero repudiaron los atentados contra Manhattan y Washington. (11.10.01)
------------
-----

¡Perdonales, pues saben lo que hacen!
----

-----

...y adoremos a los becerros de oro
-----
---
A&D
---

----
Comentario al polémico artículo de Oriana Falacci
(Para leer las tres entregas publicadas los dias 30.09.01 y  1 y 2.10.01, consultar  la hemeroteca del Periódico El Mundo (España)
-----
Los "meapilas" y demás "flores de invernadero" del mundo occidental nuestro han puesto el grito en el cielo ante el desgarrado, apasiondo y sincero artículo de la famosa periodista italiana, residente en Manhattan desde hace años. Se le acusa de todo lo que ella era consciente que se le podía acusar: provocadora, xenófoba, desconocedora del mundo islámico, inductora a la guerra...y mala escritora, etc. etc. Ha desatado más iras que Berlusconi por declarar, con toda convicción y argumentos, que la cultura occidental es superior la cultura islámica actual.
Nosotros ni entramos, ni dejamos de entrar en las formas del citado artículo, pero apoyamos, sin dudarlo, su fondo.
----
Mahoma y el Islam
Mahoma (570 - 632), "el verdadero profeta", el mensajero de Alá, instruido por un monje cristiano, adaptó  a su mundo parte de los mensajes semita y cristiano, contenidos en las sagradas escrituras, desde hacía siglos, que inspiraron el Corán "recitación o lectura". Mahoma, apartir del año 622, primer año de la hégira, se convirtió en un líder con poder religioso, militar y político en Arabia. Consiguió enardecer a las tribus nómadas con la fe en un dios único y con un libro sagrado que marcaba el camino hacia una vida muy superior a la del paganismo árabe que sustituía.

Para sus seguidores, Mahoma perfeccionó el mensaje de los grandes profetas hebreos y el Islam "Sumisión a Dios" unía el poder secular y religioso en uno solo, siendo el "califa" el jefe de cada comunidad y quien debía administrar la voluntad de Dios y llevar sus beneficios al resto de la humanidad. En pocos años, recurriendo a la guerra y a las alianzas, creo un estado que abarcaba toda Arabia occidental. A su muerte los aristócratas de la dinastía Omeya, dinastía ajena a los descendientes del Profeta, tomaron el liderazgo. Los legítimos descendientes de Mahoma se revelaron y fundaron el chiismo que fue la causa de tres grandes guerras civiles. Los chiitas mantuvieron su oposición, durante años, a la dinastía reinante. En el año 634 el islám dominaba toda Arabia y rápidamente se fue extendiendo por Africa, Asia y Europa. A mediados del siglo VIII, los musulmanes que ya gobernaban un vasto imperio, desde Damasco, la capital, tuvieron la certeza de que gracias a Mahoma le habían tomado el pulso a la historia.

La oposición chiita a la dinastía Omeya culminó en el año 680 con una rebelión en la que perdió la vida el líder chiita Hussein, hijo menor de Alí, hermano del Profeta. Hussein fue asesinado con otros muchos parientes y aquella carnicería escandalizó a los musulmanes, radicalizando la oposición chiita al califato Omeya, hasta conseguir su destrucción y la entronización de la dinastía Abasida (año 750) en manos de los descendientes de un tío de Mahoma, Al-Abbas. Se inició un largo periodo de consolidación interna del imperio que impulsó el creciente esplendor de la civilización muslímica, asentada sobre pueblos con grandes culturas que se fundieron bajo la llamada "pax islámica". El desarrollo del comercio desde España a la India y desde China a Egipto hizo florecer las ciudades y Bagdad, la nueva capital de la dinastía Abasida, fundada en el año 762, fue el mayor centro comercial conocido desde la antigüedad.
 

España fue musulmana, desde el siglo VIII y casi hasta el Renacimiento. Fueron después, los Reyes Católicos, y más tarde el emperador Carlos V y Felipe II  los que, en alianza con los reinos europeos, consiguieron frenar el avance del islam en Europa, como también detuvieron el avance del protestantismo luterano, impulsaron la Contrarreforma de la Iglesia Católica y terminaron con los abusos de los "hombres de dios" de la Roma babilónica y renacentista que alcazó limites inauditos hasta el lamentable y sangriento episodio del "Saco de Roma" (1527) llevado a cabo por las tropas imperiales, burrada que supuso el expolio de la Ciudad Santa y la prisión "preventiva" del papa Clemente VII. La sociedad europea estaba dispuesta a separar liderazgos divinos y humanos y a darse libertad, poniendo a los mensajeros en su sitio. "A Cesar lo que es del Cesar".
Estos son hechos históricos, dificilmente cuestionables, que traemos aquí nosotros, tan interesados siempre en contar algo sobre los principios, escenarios e historias en que se mueven  los hombres desde su remoto pasado.
--------
----
El Islam y Occidente

Cuando una cultura, una religión o una civilización como la islámica o la musulmana queda atracada en los diques del  pasado y no evoluciona, o involuciona como consecuencia lógica de la no evolución, corre el grave riesgo de desaparecer bajo el fanatismo terminal o bajo otras civilizaciones que ofrecan mayores satisfacciones reales a los seres humanos. Son numerosos los imperios, civilizaciones y religiones que por esas causas han desaparecido de  la faz de la tierra y, aunque sus aportaciones al género humano hayan sido sublimes, sus escasos restos han quedado para estudio por eruditos, historiadores, arqueólogos y  humanistas y para contemplación por las ingentes masas de personas que quedan extasiadas ante la visión de lo divulgado sobre los mundos del pasado en bibliotecas, museos o a "pie de obra", respondiendo a esa innata necesidad del ser racional por saber sobre su destino mediante la indagación de sus orígenes. Estos últimos son realmente los que hacen posible, por el inmenso y creciente negocio que de ello se deriva, que el pasado de la humanidad no haya muerto para siempre.

Cuando el Islám se extendió por el oriente europeo y el norte de Africa, por el Asia occidental y central hasta la India, arrasando muchos totems y tabues, como antes hicieran Alejandro Magno y Roma en sus extensos dominios, ya habían quedado sepultadas, hacía siglos, las primitivas civilizaciones egipcias, babilonias, asirias, persas e indias a su vez asentadas sobre las más antiguas del mundo. La religión islámica, cuya expansión desde el año 622 culminó en siglo XVI, supo integrar, bajo su  fe y poder político, numerosas tribus y pueblos, así como eliminar  multitud de dioses "paganos". Su civilización alcanzó un gran desarrollo en todas las ramas sociopolíticas y culturales, en paralelo a un desarrollo medieval europeo que se vio frenado, casi mil años, por el oscurantismo religioso imperante hasta bien avanzado el Renacimiento, la Reforma luterana y la Contrarreforma tridentina.

A diferencia de Europa, los imperios musulmanes no supieron sacudirse el dominio de la religión sobre la libertad del ser humano y su declive fue galopante a partir del siglo XVII. En 1920, una Europa ilustrada y racionalista dominaba las dos terceras partes del mundo musulmán, tras la primera Guerra Mundial. El cristianismo a partir del siglo XVII  había dejado de considerar el poder otomano como una amenaza cercana. Desde el siglo XVIII y especialmente desde principios del XIX, Europa comenzó a mirar al mundo islámico como se mira un fenómeno exótico y bello. Una legión de viajeros, aventureros, arqueólogos, historiadores y artistas trasladaron a la socidad europea toda una serie de ideas, imágenes y monumentos de las diferentes culturas subyacentes bajo el islam y sobre el esplendor "afroasiático" en franca decadencia. El resplandor de aquella civilización se había apagado como el de tantas otras anteriores y comenzó a ser considerada inferior a la europea, esencialmente por  la ruina económica en que se habían sumido la mayor parte de los pueblos de influencia islámica.

De los últimos imperios en que se dividía el mundo musulmán: otomano, safavida y mogol, quedaban los restos y el recuerdo de su pasado glorioso. Habían fenecido por autocomplacencia , corrupción y degradación moral de las costumbres de sus gobernates y como consecuencia de las desvastadoras guerras internas entre antiguas etnias con diferentes aspiraciones de poder y de autonomía territorial. Numerosas tribus nómadas habían derrocado califatos, sultanatos, emiratos y visires. Incluso algunos bandidos o aventureros se habían adueñado sangrientamente de los gobiernos establecidos, tratando de iniciar nuevas dinastías de insostenible legitimidad según la tradición musulmana. A Europa le fue fácil extenderse sobre aquellos estados e incluso redefinir sus fronteras. La "Compañía de las Indias Orientales", creada con fines comerciales por Gran Bretaña, fue uno de los  numerosos caballos de Troya empleados en la expansión por Asia.

Por todo ello, es ilógico y una aberración que "las flores de invernadero" de occidente, prestas a ser más papistas que el Papa, se rasguen las vestiduras cuando alguien considera la pujante civilización occidental superior a la islámica. La libertad, la democracia y el laicismo político son las metas que debe alcanzar cualquier nación que desee un mejor futuro para sus gentes. Los "ayatolá" y demás carismáticos líderes "ungidos por Dios", sea cual fuere su profeta, son reliquias dignas de museo y los occidentales haremos un flaco favor a la humanidad si tratamos de seguir contemporizado con su miopía social, con sus arcaicas tradiciones y sus inconfesables o misteriosos objetivos que, entre otros desatinos, condenan a la mujer a su INVISIBILIDAD social. Una sociedad cautiva de los dioses y glorias del pasado y de sus representantes en la tierra siempre albergará en su seno la enfermedad del fanatismo, integrismo o fundamentalismo y, estos, la lacra del terrorismo, cobarde instrumento de chantaje y freno de la evolución social o política en libertad y democracia.

El gobierno talibán afgano y su actual profeta, Osama Bin Laden, son un buen ejemplo de esto último y a nadie realmente cuerdo, aunque la cordura sea un bien escaso,  le cabe la menor duda de que su intento de liderar una nueva revolución del mundo musulmán, recuperando la supuesta pureza religiosa aplicada por el invicto Profeta hace 1400 años, encierra el ciego fanatismo de quienes consideran que el panorama mundial y los seres humanos no han evolucionado en catorce siglos. La suya es una misión imposible y suicida en la que los pueblos de fe islámica pueden quedar atrapados. Esperemos se recupere la cordura y que  vuelvan la espalda en masa, antes o después, a tan violento y esperpéntico despropósito.

Hoy es una obligación inexcusable de las sociedades avanzadas de Oriente y Occidente reaccionar ante cualquier provocación terrorista, se produzca donde se produzca con independencia de su origen, todo tipo de terror encierra  fanatismo y desprecio por la libertad. Es una obligación triste, pero inexcusable, cuando no es posible restaurar la paz con la razón, buscar alianzas para la sinrazón de la guerra. Las guerras, todas ellas, causan víctimas inocentes que son la trágica semilla de la supervivencia futura de la libertad en las civilizaciones que estamos construyendo, civilizaciones cada vez más alejadas del caos y la miseria generalizada en la que caducas tradiciones han situado a gran parte de los continentes asiático y africano.

Afganistán, después de siglos de abandono y de veinte años de guerras fratricidas, puede llegar a ser el lugar donde Occidente inocule una nueva savia que pueda extenderse a otras áreas islámicas. Los primeros beneficiados serán los afganos y después el resto del mundo islámico. Occidente no debe modificar su estrategia actual: se debe provocar un cambio de gobierno en Afganistan y que la ONU vigile el proceso posterior de integración étnica y contribuya con todos los medios a modernizar el país, sacándolo de su actual postración y miseria, a la par que se asesta un golpe decisivo a las redes terroristas internacianales y a todos aquellos que las alientan, encubren o utilizan para el logro de los objetivos que las sociedades democráticas les niegan.
---

------
Si esta estrategia fracasara, si la acción emprendida se viera frustrada por la lloriqueante, hipócrita y vociferante presión de los "meapilas" callejeros, políticos o mediáticos de turno, o por las soflamas esos tumultos a los que se ven arrastradas miles de personas desinformadas, siempre ajenas al sentir común de la masas silenciosas, masas que confían en la sabiduría de los gobiernos que eligieron democráticamente, será el fracaso de Occidente en su justa lucha por la vida en libertad y contra la creciente amenaza del terrorismo que, con  inusitada violencia y funestas consecuencias, se ha manifestado en New York en pleno comienzo del siglo XXI. Si esta escalada del terror no se detiene en sus inicios y se tolera su chantaje, el siglo actual conocerá situaciones más desastrosas que las que nos trajo el más sangriento siglo de la historia de la humanidad, el siglo XX, en el que la lucha por la libertad y contra los totalitarismos de diferente signo se cobró más de 120 millones de víctimas inocentes.
---

El modista Galiano con Liv Tyler - Cautivas de los "superhombres" de hoy y de ayer
---
Es hora de depositar una vez más la confianza en los líderes políticos occientales y de eliminar el peligro que encierra ese nuevo tipo de chantaje en el que comienza a estar inmersa la sociedad mundial, el TERROR. Es hora de que los líderes islámicos o musulmanes recapaciten sobre su misión en la modernización de su ley divina y sobre la responsabilidad histórica que tienen ante su fieles seguidores, 1200 millones de almas cautivas, durante siglos, de sus propios errores. Es hora de que se sacudan con firmeza el engaño al que les tienen sometidos sus bien acomodados líderes. Es hora de que se integren en la vida social de los países a los que emigran y acogen sin distinciones de consideración. Es hora de que hagan responsables de sus miserias a los que les niegan información, formación y libertad; claves para el progreso de la humanidad libre. Continuar buscando responsables en Occidente, en ese mundo que les abre las puertas de los "paraísos terrenales", los únicos al alcance del hombre vivo, es seguir en el camino de su progresiva destrucción. Pretender que el mundo libre y enriquecido por sus propias artes, competitividad y esfuerzo, durante milenios de continuada y convulsa evolución, acepte la ancestral sumisión que impone el integrismo islámico es una utopía imposible y suicida.
---

Así pensamos nosotros, dos guerreros nacidos en la que fue cuna del pensamiento, tan héroes y amantes de la belleza femenina como Bond 007, Bogart y Chaplin. Siempre batallaremos con o contra nuestros dioses, y por ello nos ha sido concedida la inmortalidad y la libertad infinitas. Nosotros SÍ hemos escuchado el último y desgarrado grito de dolor de una sociedad oprimida y juramos lealtad y apoyo a nuestros hermanos del islam y hacemos votos por su futuro en paz y por su progreso en libertad. La sociedad occidental no está sorda ni ciega todavía, era y es consciente de sus propios errores y de los numerosos problemas internos y externos pendientes de solución; pero, paralelamente a la defensa iniciada frente al terror, está dispuesta a mirar al mundo islámico y a todo el tercer mundo con creciente interés y comprensión y deberá contribuir en mayor medida, que hasta ahora, a potenciar, decididamente  y de forma eficaz, el desarrollo de sus recursos humanos y materiales de los que hemos abusado. Para que los desfavorecidos por la fortuna, de este mundo, puedan salir de su postración actual es imprescindible su colaboración mediante la contemplación y aceptación de nuevos valores. Es necesario dejar de sentirse víctimas de Occidente y entrar en un sincero análisis de cuales son los "auténticos valores" que debe poseer toda sociedad para ser competitiva y libre. El mundo es así. No hay otro. En el chantaje a Occidente o en el intento de minar su poder nunca estará la solución, pues toda la humanidad corre el riesgo de ser aniquilada en una tercera guerra mundial, y como dicen que expresó Einstein: "la cuarta guerra guerra mundial se hará con piedras y palos...!". El ruín ataque bacteriológico iniciado por el TERROR, tras su ataque a NY y Washington y  la selectiva respuesta de la alianza occidental, es solo el principio de nuevos desastres de incalculables efectos. Estar dispuesto a morir matando solo puede obedecer a una inspiración diábolica o a una grave lesión del alma. El que primero abandone las armas, comenzando por Israel y Palestina, aunque no sacie sus ansias de venganza y de justicia, será el vencedor en esta locura desencadenada por el terror a principios del siglo XXI.
-------------
----
_______________________________
¡Oh dioses! que los humanos creamos
a nuestra imagen y semejanza.
¡Oh dioses! que nos ayudais
a someter a nuestros hermanos.
¡Oh dioses! de enfrentamiento.
¡Oh dioses! a los que entregamos
la  libertad.
¡Dadnos la libertad sin dioses!
¡Que solo reine sobre el hombre
el silencio del Dios verdadero!
El Dios sin profetas.
(Plegaria desde el "llano amarillo", ¿afgano?)
_____________

La cuidadosa e inteligente observación de  fotos e ilustraciones puede conduciros a la verdadera interpretación de estos comentarios.
Así que... ¡¡romperos un poco el coco!!
...y no se trata de ningún mensaje cifrado.
___________
... y para finalizar una... ¿sonrisa?

La última foto de un desaparecido el 11.09.01-- Un nuevo misil talibán - The new WT Center ,  ¡fucky you Mr. Bin Laden!
----

Es la hora de Aquiles, el terror de Troya.
El que en sus talones lleva la destrucción, incluida la suya propia, "más vale una corta vida con gloria que..."
(Si quieres conocer mi historia, pincha en la calavera)
----
Las ilustraciones  han sido adaptadas de la obra de Antonio de Felipe, pintor valenciano nacido en 1965.
------

Al menos salvamos el Empire
----
________
A&D
home

---
correo
diomedes@terra.es